De Mello: ¿Quién soy?

Una mujer estaba agonizando. De pronto tuvo la sensación que era llevada al cielo y presentada ante el Tribunal.

-¿Quién eres? -dijo una Voz.

-Soy la mujer del alcalde -respondió ella.

-Te he preguntado quién eres, no con quién estás casada.

-Soy la madre de cuatro hijos.

-Te he preguntado quién eres, no cuántos hijos tienes.

-Soy una maestra de escuela.

-Te he preguntado quién eres, no cuál es tu profesión.

Y así sucesivamente. Respondiera lo que respondiera, no parecía dar una respuesta satisfactoria a la pregunta ¿quién eres?

-Soy una cristiana.

-No he preguntado cuál es tu religión, sino ¿quién eres?

No consiguió pasar el examen y fue enviada nuevamente a la tierra. Cuando se recuperó de su enfermedad, tomó la determinación de averiguar quién era. Y todo fue diferente.

Anthony de Mello