Ciudad

Hoy, 18 julio. En honor al valor y coraje de san Getulio

Y es que la ciudad corre el riesgo de ser valorada en poco después de haberse marchado tu ruido y tu silencio.

La ciudad, tan eterna y espléndida merece sentirse acompañada por las multitudes que la agitan y no distraerse con tu sonrrisa desaparecida.

Temo salir y no encontrarte, encontrarte y confundirte, confundirme y alegrarme.

Pobre ciudad, me pide alabarla desde casa. Mendiga un poco de honra con mis recuerdos. Suplica ser tocada como incienso por la memoria. Está enferma de nostalgia.

Anuncios