Combate

Vivo una guerra
más sangrienta
que la de Troya,
que la cristiana
o la de hace décadas.

Vivo una guerra
un “combate”,
romantizado
que peleo a diario
desde que sale el sol.

Vivo una guerra
fría, helada,
que cala en los huesos
y en los soportes
del alma.

Vivo una guerra
que llena de espanto,
si mirar se pudiera,
hasta el mal
la temiera.

Vivo una guerra
conmigo mismo
por conquistar el alma.

Vivo una guerra,
desde lo eterno,
predestinada.

21/09/19

Anuncios