Hay cosas que nos dañan

Hay cosas que nos dañan,
música que nos hiere,
silencio que abren nuestras venas,
poemas que desgarran la noche,
y estoy yo.

Yo, mi peor enemigo,
soy quien conoce mis debilidades.
Se la longitud de mis heridas.
Conozco bien dónde clavar la daga
hasta hundirla lentamente
como un sueño profundo.

Soy mi perfecto enemigo,
y esa traición duele;
¡Eres tú!,
tú, con quien compartía el pan en mi mesa
y miraba desde mi ventana.
¡Fuiste siempre tú!,
siempre yo.
Cómo me vengo de ti,
cómo derrotarte sin morir yo.

Cierto, hay cosas que nos dañan,
pero la más dolorosa soy yo,
siempre yo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .