¿Qué privilegio…?

¿Qué privilegio el de ser hombres,
tejer en el dolor,
gozarse en lo divino?

¿Qué vida es esta,
desnuda ante la voluntad
y hambrienta de sentido?

Corre y corre,
y cierto que no alcanza.
Corre y se fatiga.
Cae y vive.
Se seca y muere.

Tengo la boca abierta a la gota de la vida,
que no penderá por siempre.
Cae, cae,
ese es mi único privilegio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .