Muertos de miedo

El miedo es una trampa, es una desgracia para quienes no puede luchar contra su oscuridad. El miedo le arrebata más al que más tiene, lo secuestra y condena a una vida miserable: el pánico nos arrebata los colores de la vida.