Tocando tu piel

¿Te acuerdas cuando te tomé de la mano
y unimos el aliento hacia el mismo mar?
Cuando tu mirada se posaba
en mis dedos nerviosos, y mi pensamiento
revoloteaba en la calidez de tus mejillas.

En tus labios leía las letras de nuestro amor;
se fusionaban ahogando las palabras,
revitalizando el sufrimiento,
creando el ardor de carne,
orquestando pasión en la suavidad de tu cabello.

El tiempo solo era un adorno
porque tu piel morena era dueña del cosmos
y yo un astro que se fusionaba a tu galaxia de tersa dermis;
tus piernas, cuna de mi cabeza y de mis sueños,
el consuelo de un amor intachable
que reposó en tu sonrisa.

Quién eres sino todo esto:
el hecho más comprensible en mi corazón
que no se deja mutilar por las letras.

[Zacatecas, 2012]

Autor: Jilguero Recayente

Poeta de instantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .