Para el hastío…

Al hombre le falta,
          siempre,
un poco de misticismo
          en su corazón
para entender el Misterio
          que lleva en él.

Ojalá el hombre pueda
          buscar
aquello que a su alma
          dé salud,
deje de seguir tras
          de aquello
donde no se encuentra
          a Dios.

Anda, hombre,
          mistifica,
la sangre que llevas
          contigo;
hazlo de todas formas,
          siempre,
contra el hastío del mundo
          y del siglo.

10/05/20