Dama poesía

Dama poesía, tú me diste una flor,
la más hermosa de este planeta,
pero me cortaste con sus espinas
y por más que arrojé hojas y tinta
para cubrir su tallo pedregoso,
siempre me será imposible aferrar.

Me dejaste letras y lágrimas
para mantenerla siempre verde,
pero no es flor para mi oreja,
solo beso en mi sepultura,
porque muero de amor,
muero de dolor,
muero por sus ojos
y por el timbre de su voz,
aunque solo me acompañe
en el lecho de esta muerte.

Qué duro es bailar contigo hoy
porque te rocías en el cuello su aroma
y cuando aferras mi cintura para bailar
el vals de mi consolación,
yo te pido cadencia, paciencia,
respiro, piedad, misericordia, sopor,
déjame llorar tranquila y copiosamente
en memoria de mi amor.
__________________