La muerte no es suficiente para el hombre

La muerte no es suficiente para el hombreYo lo escucho gritando: ¡Vida, vida!¡Llanto, gloria!Mientras, muere, está muriendo. No nos gusta pensar en la muertepero en el primer llantono solo desgarramos el útero,no solo se quema nuestra gargantaante una realidad extraña,le damos una lanzada a la vida,un golpe mortal en el costadohasta que cobra su fría…

Leer más