Escribir para pensar

Hace muchos años —¡más de veinticinco!— descubrí que, al menos para mí, la mejor forma de ponerme a pensar era la de agarrar una pluma estilográfica y un papel y ponerme a escribir. Con esta idea escribí el libro El taller de la filosofía para acompañar a quienes se inician en el camino de la escritura profesional…

Leer Más

Del progreso a la barbarie

Hasta hace unas semanas no había prestado atención a la frase con la que Ludwig Wittgenstein —uno de los pensadores más profundos del pasado siglo— encabeza su obra póstuma Philosophical Investigations (1953). Ese libro —considerado como uno de los más importantes de su época— se abre con un aforismo de Nestroy que dice en alemán: “Está en la naturaleza…

Leer Más

Disfrutar en el trabajo

En las últimas semanas han venido a visitarme dos brillantes antiguos alumnos que trabajan en campos muy distintos de la investigación y la enseñanza y me han dicho —los dos han pasado ya de los cuarenta— que se aburren en su trabajo y que desearían jubilarse. Se me ha venido el alma a los pies.…

Leer Más

¿Arde el Estado?

En las últimas semanas me han impresionado las imágenes de ciudades de muy diversas partes del mundo en las que las fuerzas de seguridad reprimían a los ciudadanos mientras ardían contenedores de basura o montañas de neumáticos. Quizá comenzó en París con las huelgas de los “chalecos amarillos”, caracterizadas por la agresividad de los manifestantes…

Leer Más

Celebrar el pensamiento

Hace unos días celebramos en mi Facultad el Día de la Filosofía con una simpática sesión promovida por los alumnos que incluyó una amena lección del profesor argentino Ignacio Garay bajo el título festivo “Aprobar un examen no es mejor que suspenderlo”, un sencillo aperitivo, y un concurso de “meriendas filosóficas” al que lamentablemente no pude quedarme.…

Leer Más