La Filosofía o cómo vivir convulsivamente.

Los intentos que se han llevado a cabo por mostrar la Filosofía como un referente para una vida mejor, en el sentido de más sosegada  y estable son una auténtica estafa. De ahí que abomine contundentemente toda obra que pretendiendo ser filosófica sea asimismo de supuesta autoayuda. Quien requiera ayuda para su salud mental debe acudir a…

Leer Más

Sobre la muerte

Publicado anteriormente en la revista Filosofía hoy, junio de 2016 Epicuro, con el propósito de reducir la angustia de muchos, decía que la muerte no es de por sí temible. Si estoy vivo, porque no puedo temer lo que no está presente –y es obvio que si yo estoy, ella no está- Si estoy muerto…

Leer Más

Virtud y culpa

La estabilidad perentoria de los acontecimientos, que en ocasiones experimentamos, nos impele a cerrar los puños como neonatos que sucumben al reflejo de prensión palmar, con la fantasía de contener el tiempo, restar quedos y no perturbar con nuestros gestos inoportunos esa quietud balsámica. Nos aferramos a esa idea mágica de que nuestro movimiento es…

Leer Más

Prolegómenos para la lectura de la novela “Existo, para vivr” ed. Terra Ignota

El presente artículo surge como un resorte que posibilite ahondar en el contenido nuclear de la novela “Existo, para vivir”, considerando que éste aparece, a menudo, implícitamente, y menos veces de forma explícita. La fusión del género de suspense y la reflexión filosófica se produce, quizás inconscientemente, porque ambos comparten un ingrediente primordial: el Misterio.…

Leer Más

LA TOLERANCIA ¿NO ES RELATIVISMO?

Semejante sentencia puede resultarnos chocante o dejarnos atónitos como me ha pasado a mí cuando la he leído en un artículo. Sólo bajo el supuesto de que por relativismo se esté entendiendo “todo vale” la afirmación puede resultar más comprensible. Ahora bien, si “todo vale”, no hay moral mínima compartida y esa hipotética posibilidad no…

Leer Más

Voltaire, Cioran y el pesimismo -o la botella medio vacía-

Voltaire  declama en su poema Sobre el desastre de Lisboa “Créanme, cuando la tierra entreabre sus abismos, mi llanto es inocente y legítimos mis gritos. Rodeados por todos lados de las crueldades de la suerte, del furor de los malos, de las trampas de la muerte, padeciendo los golpes de todos los elementos, compañeros de nuestros…

Leer Más