La piedrita invisible

Comencé a sentirme muy incómodo tocado por el pánico que derivaba aquella muchacha. Esto que diré es una tontería, probablemente, pero aquel terror salía de su cuerpo y me alcanzaba a mí también, me fastidiaba como una punzada eléctrica. El miedo es un asunto físico.

Vivir es un asunto serio

Hemos dejado de sentir pasión por el ser humano y nos hemos refugiado en una caverna de hombres reblandecidos cuya única arma arrojadiza es la ironía. Nada más. Pareciera que nuestro destino no es vivir sino durar; no morir sino extinguirnos. La profundidad y lo complejo han sido desterrados del vocabulario y han sido suplantados por lo fragmentario, lo superficial, lo exploratorio. Somos una generación caprichosa con una incurable fobia a los espejos.