¡Sálvanos señor que perecemos!

Hace casi dos años que la frágil barca de nuestro planeta es asolada por una gran tormenta, se llama coronavirus. Sin embargo, al igual que los apóstoles algunos de nosotros sabemos que en esta embarcación se encuentra el mesías, es por este motivo que nos atrevemos a gritar: ¡Sálvanos, Señor que perecemos! Sin embargo, pareciera…

Leer más

La muerte no es el final

Viendo desde mi ventana como llueve sobre las tumbas del pequeño cementerio que tengo delante de casa, suspiro una oración por todos aquellos que han fallecido y que están falleciendo, y también por aquellos que están «dando la vida» en el servicio, en el cuidado. En estas semanas ha ocurrido que las famílias se han…

Leer más