¿Qué hacías tan solo?

¿Qué hacías tan solo, tan tú, con toda tu divinidad, pero solo en una piedra hablándole a la sangre? Y la sangre permaneció muda, el cáliz se llenó, se desbordó de odio; ¿quién debe todo eso, toda esa debilidad, y puede seguir viviendo? La cruel serpiente susurró, volvió a cantarte como a Adán y Eva;…

Leer Más

Instrucciones para tomar un café

Recientemente visité una cafetería ubicada detrás de mi convento. Sí, soy fraile. Cuando me decidí a darle el primer sorbo me quemé la @?¡≠ boca; mi ansia por probarlo pudo más que mi paciencia, así que esperé. Abrí mi libreta y dejé que las páginas se vaciaran mientras era hipnotizado por el vapor burlesco de…

Leer Más

Diálogos de humanidad

Dime, ¿pensaste el silencio? No, sólo llegó, con su canasto de margaritas y las puso detrás de mi oreja. Y… ¿todavía las tienes? Sí, pero ahora van detrás del corazón, que la soledad no se ve bien a simple vista, o ¿qué dices? Cierto, una vez la llevé a dar una vuelta a la plaza…

Leer Más

¿Qué es ese secreto que nos separa?

¿La carne? Ya no es un puente roto. ¿El silencio? Esa es tu casa. ¿La oscuridad? Es tu vestido. Yo mismo soy mi separación. Fui pronunciado por ti. De tu exhalación más íntima yo nací. Pero tengo un corazón demasiado herido; todo se escapa. Tú eres el eterno, tú siempre eres, pero yo no; estoy…

Leer Más

Tú eras el fuego de mis huesos

Tú eras el fuego de mis huesos y el sabor de mis labios. Cuántas veces mis ojos se pintaron con tu amanecer. Me dejabas sin palabras y te coroné con mi silencio; te desposé en mi secreto. Fuiste más fuerte que yo y me dejé vencer, amé la violencia de tu corazón al mío, y…

Leer Más

Me hablaste de amor

Me hablaste de encuentro. Todo me dice: sal y ven. ¿De dónde saldré? Del abismo de la soledad; ahí mis recuerdos me devoran. Es mi bestia arcana. Me persigue. Curioso que de noche me deja dormir porque prefiere aterrarme despierto, metiéndose en cada fisura de mi alma. Cómo no sentir que dentro pecho se agita…

Leer Más