¡Qué cruel eres nostalgia!

Me quitas lo que no es míoy me das lo que no quiero,derramas en mi corazónla riqueza de un prisionero,ecos que retumbanen mis ausencias de pordiosero. Tienes la piel fría,muerta,como un pescado olvidadopor eso no te acaricio,no te busco ni te llamopero te agrada llegarcon tus besos fríos y viscosos,con tu cobija gris y húmedaa sofocar mi llamami alientoy a poblarme de despojos. Pero debo … Continúa leyendo ¡Qué cruel eres nostalgia!

Crónicas de las piedras

En las montañas de Jerusalén se extiende el color blanco cristalino de la piedra caliza, como una marea deslumbrante desprovista de otro color que el blanco; su voz acromática, su nula oscuridad y claridad máxima me golpe particularmente en el Valle de Josafat, donde cajas y cajas se aglomeran con los vestigios de la muerte, cuevas de resonancias de generaciones que reposan en sombras luminosas: … Continúa leyendo Crónicas de las piedras

La espada inútil de Pedro

La espada inútil de Pedro. Tu miedo salió de la vaina, espada quebrada que no podía cortar la angustia de tu noche. Tu valentía precedente se escondió en el Getsemaní. Seguías de lejos al ‘Yo soy’, y buscando fuego, luz, calor, repetiste como letanía: ‘Yo no soy’. Moriste con tu propia espada, tu llanto te laceró, tu voz se silenció ante el canto del gallo. … Continúa leyendo La espada inútil de Pedro

Ecos del Edén

Mi vida está escondida en Dios. La base de la cruz atravesó el Shëol, tocó la frente de Adán, el durmiente en espera, y Adán era yo. El Edén se expandió, árboles de cemento con frutos de vértigo, un dolor en el costado pero no por una mujer; todos vamos marcados, heridos y trasnochados por la lanza del costado, y el moribundo era yo. Y … Continúa leyendo Ecos del Edén