Ecos del Edén

Mi vida está escondida en Dios. La base de la cruz atravesó el Shëol, tocó la frente de Adán, el durmiente en espera, y Adán era yo. El Edén se expandió, árboles de cemento con frutos de vértigo, un dolor en el costado pero no por una mujer; todos vamos marcados, heridos y trasnochados por…

Leer Más

El silencio de la penitencia

No aspavientos; distraen la calma. No llantos y quejidos; ahuyentan la soledad. Sin trompeta ni gritos en las esquinas, más bien con el dulce perfume del silencio, la soledad del encuentro y el secreto del alma. Silencio, soledad y secreto sin fermento de penitencia. Aquí no hay polilla ni ladrón. Los hombres no se convierten…

Leer Más

Entre trigos de oro…

La tarde venera la custodia bendita que guarda corazones de hombres y dioses. La tarde embellece a quien es la Belleza y cae suavemente cuando el sol poco brilla. La tarde, misteriosa, se llena de dones y cada hombre es libre de sus males. Tarde de Corpus: campanas, velas, fragancias. Tarde del hombre tarde de…

Leer Más

Pródigo…

Añoro volver a mí. Añoro estar conmigo. Tengo frío, palidezco, casi no puedo andar. Temerario, he salido del hogar me he aventurado, vago, donde sin refugio no me puedo abrigar. Casi muero: demasiado andar y sin alimento; no hago nada, sino el alma enflacar. Pero volveré y espero allí, dentro, a mi Padre encontrar: a…

Leer Más

Cántico del Cazador cautivo

En memoria de san Juan de la Cruz, místico, doctor de la Iglesia y patrono de los poetas. I Oh Cazador cautivo, cuya prisión es caza y es careza, decidme, Fugitivo, ¿será que sois mi presa o yo la presa de la caza vuesa? II Si caza, ¿qué saeta?; si cazador, a qué asestáis, severo,…

Leer Más

Tú, eterno desconocido

Tú, el eterno desconocido Logos, silencio… existes. Revelación, misterio… luz. ¿Quién ha ahondado tu misterio? ¿Quién no desespera ante tu maravilla? El frío cobijó tu nacimiento, la estrella muda decidió hablar con su luz. Paradojas te envuelven: Que la carne ahora es divina; que lo divino tocó hasta la carne de la cruz. Eres Verbo,…

Leer Más

Misterios de encarnación

Abrazaste la debilidad, las constelaciones no podían explicar la verdad manifestada en la carne. Carne que toca la divinidad. Soberano que besa la esclavitud. El universo no entendía la locura de tu ardor, y el que pensaba que comprendía, una y otra vez se decía: ¡Qué misterios del amor! Belén, Palestina/2019

Leer Más

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,que a mi puerta cubierto de rocíopasas las noches del invierno escuras? ¡Oh cuánto fueron mis entrañas duras, pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío, si de mi ingratitud el hielo frío secó las llagas de tus plantas puras! ¡Cuántas veces el Ángel…

Leer Más

La soledad del lenguaje

Hablo. Digo lo que consideras todo, pero descubro que el lenguaje tiene una soga que ahorca aquello que desea salir y no sabe cómo. Cuando parece que puede llegar a exhalar esas palabras secretas, lo que viene a revelarlo de una manera correcta, se esfuman como el sueño al despertar y permanecen como un recuerdo…

Leer Más

¿Qué hacías tan solo?

¿Qué hacías tan solo, tan tú, con toda tu divinidad, pero solo en una piedra hablándole a la sangre? Y la sangre permaneció muda, el cáliz se llenó, se desbordó de odio; ¿quién bebe todo eso, toda esa debilidad, y puede seguir viviendo? La cruel serpiente susurró, volvió a cantarte como a Adán y Eva;…

Leer Más