Los dispersos

La dispersión mata. Vivir ha de ser construir sobre el suelo común de la congruencia entre lo que pensamos, hacemos y decimos. Esto, claro está, no implica que quiera hacer aquí una apología del dogmatismo, más bien lo que busco es criticar el relativismo exacerbado que no produce sino confusión, pérdida de sentido y mucho…

Leer Más

Parálisis

El primer síntoma del mal de nuestro tiempo es el aburrimiento. Esto es paradójico, entre más sean los estímulos que buscan seducirnos, más es el tedio que ha de brotar en nuestro espíritu; es como si la sobreexcitación generara un agotamiento de nuestra atención: el efecto de la luminosidad de las pantallas dura cada vez…

Leer Más