Camus: “el gran deseo de un corazón inquieto”