Tu palabra para mí

¿Cuál es tu palabra para mí? ¿Qué pronunciarás en el denso bosque, en la negra confusión? Rasgar acaso mi velo, violencia del encuentro, hasta florecer de mi exhumación. Como un rayo baja tu mirada hacia mí, me fulmina y no sé qué decir. Se me quiebra la voz, rebusco en los Salmos, en David, Salomón;…

Leer Más

Con dolor se promete el amor

Duele en el pecho,porque es de soledades.Duele en la gargantaporque calla y dice tanto. Cuando se ama mueren las mariposas en el estómago,y sus alas hecha polvo,se vuelven raíces,y se siembran como manos que entran en lo profundoy bajan desde el cuello hasta los pies. Y aún con esto vivimos del amor,morimos con el amor,blasfemamos…

Leer Más

Tú, eterno desconocido

Tú, el eterno desconocido Logos, silencio… existes. Revelación, misterio… luz. ¿Quién ha ahondado tu misterio? ¿Quién no desespera ante tu maravilla? El frío cobijó tu nacimiento, la estrella muda decidió hablar con su luz. Paradojas te envuelven: Que la carne ahora es divina; que lo divino tocó hasta la carne de la cruz. Eres Verbo,…

Leer Más

Misterios de encarnación

Abrazaste la debilidad, las constelaciones no podían explicar la verdad manifestada en la carne. Carne que toca la divinidad. Soberano que besa la esclavitud. El universo no entendía la locura de tu ardor, y el que pensaba que comprendía, una y otra vez se decía: ¡Qué misterios del amor! Belén, Palestina/2019

Leer Más

Señor que todo hiciste…

Señor que todo hiciste, ¿qué me has hechoque haciéndote pequeño, cual viniste,el corazón dejásteme deshecho? Lo hecho y lo deshecho confundiste.Abáteme la hechura de tu lecho,pues muérome de ver donde naciste. Y se deshace ante el portal estrechoel alma mía que de pronto heristeal ver la imagen que de menos echo. Observo las estrellas que…

Leer Más

Cuando se quemó el mar…

¡Ayuda, el mar se quema! y ahora, ¿cómo lo podremos apagar? Hace un momento asomé por mi ventana y no pude creer aquello frente mío: el mar se quemaba o, al menos, eso parecía. Todo era tan rojo, rojo fuego; el cielo era de colores tan vivos que aquello perecía en sí mismo. Por eso…

Leer Más

Cántico del Cazador cautivo

En memoria de san Juan de la Cruz, místico, doctor de la Iglesia y patrono de los poetas. IOh Cazador cautivo,cuya prisión es caza y es careza,decidme, Fugitivo,¿será que sois mi presao yo la presa de la caza vuesa? IISi caza, ¿qué saeta?;si cazador, a qué asestáis, severo,aquesa flecha inquietaque pende del madero,pues sois la…

Leer Más

Belén y sus prisioneros

Pequeña ciudad entre el rumor del desarrollo y las barrancas de la miseria. Sus laderas, madres de la infertilidad, sus casas, caminantes sin rostro, se alzan con deseada altura porque no alcanza a ver fuera de la muralla. No sé si el aire les llega envenenado porque todos traen en el rostro una trinchera una…

Leer Más

La soledad del lenguaje

Hablo. Digo lo que consideras todo, pero descubro que el lenguaje tiene una soga que ahorca aquello que desea salir y no sabe cómo. Cuando parece que puede llegar a exhalar esas palabras secretas, lo que viene a revelarlo de una manera correcta, se esfuman como el sueño al despertar y permanecen como un recuerdo…

Leer Más