El cardenal Carlos Aguiar celebra el centenario del natalicio de don Giussani en la Basílica de Guadalupe

Este 27 de febrero se celebró en la Basílica de Santa María Guadalupe la Santa Misa presidida por el Cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, en torno al centenario del nacimiento de Luigi Giussani (1922-2005) y el 40 aniversario del reconocimiento pontificio de la Fraternidad de Comunión y Liberación.

Cerca de 200 miembros de Comunión y Liberación –movimiento de la Iglesia católica que nació en Milán, Italia, a partir de la iniciativa de monseñor Luigi Giussani–, se reunieron en este significativo recinto de la fe católica para dar gracias por el carisma que don Giussani continúa aportando a la vida de tantas personas y la gracia de la fe que transmitió con su propuesta para el bien de la Iglesia y de la sociedad.

En la celebración también estuvieron presentes el párroco Davide Tonini y el diácono Gabriele Saccani, misioneros de la Fraternidad Sacerdotal de San Carlos Borromeo que nace del mismo carisma, obra de don Giussani.

El padre Julián López Amozurrutia, actual asistente eclesiástico de la Fraternidad en la Ciudad de México, acompañó al movimiento en esta celebración.

La misa no pudo ser ajena a los acontecimientos lamentables que sufre el pueblo de Ucrania ante la invasión rusa y el ofrecimiento de la comunidad fue particularmente por la paz mundial.

Los miembros de Comunión y Liberación fueron llamados por el Cardenal Aguiar Retes a redescubrir la propia misión y vocación como discípulos de Cristo, tanto de manera personal como comunitaria.

Esto ha de hacerse durante la Cuaresma a través de cinco propuestas preparadas por la Arquidiócesis de México.

Lo que pide el cardenal Aguiar a la comunidad

El Cardenal pidió a la comunidad de la Ciudad de México promover la oración en familia, propiciar la reflexión para descubrir la voz de Dios, buscar dar paz a nuestro espíritu mediante la reconciliación, promover la caridad y encontrar momentos para la oración personal y comunitaria.

Con este llamamiento, y con la gracia de la celebración de la vida de don Giussani en presencia de la imagen de la Virgen de Guadalupe, los miembros de Comunión y Liberación resaltaron la importancia del fundador en sus vidas para vivir unidos y con obediencia a la Iglesia.

Destacaron la importancia de la compañía y de escuchar el llamado que tenemos de seguir a Cristo todos los días.

En privado, el Cardenal Carlos Aguiar recibió al responsable del movimiento en la Ciudad de México, Maximino Pineda, a quien saludó con alegría.

En presencia del padre López Amozurrutia y otros cuatro miembros del movimiento, el cardenal se interesó por la causa de beatificación de don Giussani y envió una bendición a todo el movimiento en México y le encomendó continuar con su misión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.